Noticias de AWR

Noticias de RMA

Herramientas de Entrenamiento para los Masai

Por László Szabó
Arthur Daniells Institute of Mission Studies
Friedensau Adventist University

TanzaniaAWR continua asignando fondos para proyectos especiales para la distribución de Embajadores MegaVoice, los reproductores de audio solares que son pre-cargados con grabaciones de AWR en determinados idiomas. En los últimos años, hemos entregado estos reproductores en países como Nepal, México, Camerún, La República Democrática del Congo, y más.

En los lugares donde la gente no puede recibir una señal de radio de AWR o que son demasiado pobres para pagar sus propias radios o baterías, estos reproductores llenan la brecha y permiten a los oyentes escuchar La Voz de la Esperanza en su propio idioma. Trabajadores de la iglesia han ideado maneras de utilizar a los reproductores para que se adapten a sus necesidades locales, y siempre estamos interesados en recibir sus reportes, tal como el siguiente evento desde Tanzania.

Me gustaría dar las gracias a AWR por los Embajadores que hemos recibido. Como ustedes saben, hemos estado trabajando en un área Masai que no ha sido alcanzada en Tanzania.

Nuestro objetivo es la plantación de nuevas iglesias y la formación de la gente Masai para convertirse en los ancianos y líderes de las nuevas iglesias. Esperamos que dentro de unos años la zona de Longido pueda convertirse en un centro de la misión Masai.

Seguimos trabajando en seis lugares en los que iniciamos el año pasado, y abrimos tres nuevas plantas iglesias en este año. La gente de estos pueblos son analfabetos y muy pobres. Ahora hay un pastor Masai adventista local allí.

Dios ha bendecido el ministerio de nuestro grupo muchísimo. Hemos tenido problemas en alcanzar a los hombres Masai, pero este año Dios bendijo nuestros esfuerzos. Invitamos a los ancianos de la mayoría de los pueblos a comer con nosotros y discutir los problemas y las necesidades de sus pueblos. Hemos desarrollado una muy buena amistad con estas personas.

En la fotografía, se puede ver al jefe de Ordorko recibiendo un Embajador y recibiendo una introducción en cómo usarlo. Nos hemos centrado más en los hombres con nuestro ministerio, porque si los alcanzamos, también vamos a llegar a las mujeres y los niños.

Hemos dado Embajadores para la gente en los siguientes lugares: Ordorko, Orendege, Darajani, Mondarara, Kimokoa, Orbomba, Karao y Mairua.

Por lo general, damos los Embajadores a candidatos para el bautismo, porque hay pocas oportunidades para los estudios de la Biblia y el seguimiento. En la segunda fotografía, se puede ver a un grupo de personas en Darajani que han decidido bautizarse. Ellos recibieron Embajadores con el fin de hacer que su estudio de la Biblia fuera posible.

Solicité a los hombres, especialmente a convertirse en líderes de la iglesia, a que lo que escucharan en el Embajador, ellos lo pudieran enseñar a la congregación. Dios desea que ellos se conviertan en ancianos de la iglesia, pero para ese ministerio ellos necesitan ser educados en el conocimiento de la Biblia.

Estaban muy contentos con los embajadores, porque esta es la única manera para ellos poder escuchar la Biblia. No hay libros, ningún pastor puede ayudarles después de que nos vayamos. Pero los embajadores están predicando y atendiendo a estas personas.

También contratamos a dos evangelistas laicos para trabajar en esta área. Su trabajo es visitar a la gente, organizar servicios de adoración, y el cuidado de los niños. Están trabajando muy bien, pero no son capaces de cuidar de todo el mundo personalmente debido a problemas para viajar, asuntos financieros, y así sucesivamente.

Si pudiéramos recibir el apoyo de AWR, quisiéramos grabar incluso más temas en alta calidad, a fin de que estos dispositivos funcionen aún mejor. Además el libro El Deseado de Todas las Gentes, sería interesante para ellos, creo, porque podrían llegar a conocer la vida y obra de Jesús muy bien.

No hay ninguna emisión actualmente transmitiendo.

Lo siento, hubo un problema al momento de suscribirlo al boletín. Intente de nuevo